ACTUALIDAD

Concentración de gremios y movimientos sociales en el Obelisco por la reunión del Consejo del Salario

En la antesala de la movilización por la cumbre del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, los principales dirigentes sociales y gremiales de la oposición dejaron en claro sus posiciones respecto de cómo debe abordarse el ajuste del haber mínimo. De un lado, reclaman que este último se equipare con el costo de la canasta básica, que ronda los $31 mil. Del otro lado, el gubernamental, propondrían un incremento de 30 por ciento, que elevaría los $12.500 actuales a $16.250. Tras las críticas de Juan Grabois, el Ejecutivo le elevó ayer una invitación informal a la CTEP para que participe del debate, del que formarán parte la CGT y la CTA.

La protesta comenzó a las 12:00 con una concentración en el Obelisco y continuará a las 16:00 en Alem y Av. Corrientes, en las puertas del Ministerio de Producción y Trabajo, donde se llevará adelante la reunión que definirá el aumento del indicador salarial. La consigna que motiva esta movilización sostiene que «el ajuste se frena en las calles. La deuda es con el pueblo, no con el FMI«. Una de las organizaciones que encabezará la marcha será la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular, cuyo secretario general, Esteban «Gringo» Castro, representa a los movimientos populares en el encuentro pautado por el Gobierno.

Luego de ser convocado por el oficialismo para participar de la reunión del Consejo del Salario, Castro manifestó que «hay que discutir que nadie en la Argentina puede ganar menos que la canasta básica para vivir. Será una pelea dura, pero para nosotros sentarnos ahí va a ser muy importante de acá para adelante, con el gobierno que venga. Nadie nos va a robar la dignidad, nadie nos va a robar el trabajo, nadie nos va a robar la lucha». Sus declaraciones fueron difundidas por la agrupación que encabeza en su cuenta oficial de Twitter este miércoles.

Esta semana ha estado cargada de manifestaciones en contra del Gobierno. El ejemplo más reciente fue la protesta que esta mañana realizaron docentes de Chubut en reclamo por el incumplimiento en el pago de salarios. Los estatales de dicha provincia llevan más de 40 días de paro y, ante la falta de soluciones de parte de la administración del gobernador Mariano Arcioni, decidieron trasladar su queja a la Ciudad de Buenos Aires, para ver si, dándole alcance nacional, así logran regularizar la situación.

Este lunes, también hubo una masiva movilización en contra de la crisis social que azota al país. La misma estuvo encabezada, entre otras agrupaciones, por la CTEP, Barrios de Pie, el Polo Obrero y la Corriente Clasista y Combativa. Los manifestantes coparon las principales arterias de la Capital Federal para alzar su voz en reclamo por «la grave situación por estampida de precios, que agudiza el hambre y miseria del pueblo». La actividad no pasó inadvertida para el oficialismo. El candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, había juzgado que «toda esta gente, que es mantenida por el Estado, subsidiada todos los meses, se encarga de cortar la calle permanentemente».

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar