ACTUALIDAD

«Aquellos que firmen por la baja de este salario están firmando la declaración del hambre»

A las 12:00 de este viernes, como anticipaba El Cívico, agrupaciones gremiales y sociales se concentraron en el Obelisco en el marco de la reunión del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil. Pasadas las 13:15, las columnas de manifestantes comenzaban su traslado hacia la sede del Ministerio de Producción y Trabajo, donde el Gobierno se reunirá con representantes de los sectores empresarial y sindicato. Por esta movilización, la calle Alem y la avenida Corrientes sufrirán cortes a lo largo de la tarde.

Según informó la Secretaría de Tránsito del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en horas del mediodía, se encuentran cortados los siguientes puntos de la Capital Federal: Calle Alem, entre Córdoba y Corrientes, en sentido sur; Metrobus del Bajo, entre Córdoba y Corrientes; Corrientes desde C. Pellegrini. La entidad informó además el cierre de la Plaza de Mayo y que se registra un desvío en Corrientes y Callao. Se recomienda evitar las zonas aledañas a la sede del ministerio de Dante Sica, dadas las complicaciones en el tránsito que se derivarán de la marcha.

Este mediodía, Omar Giuliani, coordinador de la Federación Nacional Territorial (FeNaT) de la CTA Autónoma, señaló que «este es un día muy especial, porque es la primera vez que entramos los representantes de las organizaciones sociales a plantear cuál es la necesidad de nuestro país con respecto al salario mínimo, vital y móvil». Según indicó en diálogo con la agencia de noticias de este último gremio, el reclamo del sector es «que este salario no puede estar por debajo de la canasta, que tiene un costo de 32.000 pesos mensuales».

Por otra parte, el dirigente estimó que «debe existir la cláusula gatillo, que, ante el aumento de la inflación, automáticamente aumente también el salario mínimo. Además, pedimos que este aumento pueda alcanzar a las compañeras y compañeros que cobran el salario social complementario en el país». El sindicalista amparó ambas iniciativas en el hecho de que «la pobreza llega hoy a más de seis millones de niños y niñas en Argentina. Es por eso que se hace indispensable que se hace indispensable que el salario se modifique».

«Habrá que pensar que aquellos que firmen por la baja de este salario están firmando la declaración del hambre de nuestros ‘pibes’ y ‘pibas’ en Argentina», consideró Giuiliani. Vale recordar que la propuesta del Gobierno supone un incremento del salario mínimo, vital y móvil de 30 por ciento. Este valor ascendería al indicador actual de $12.500 a $16.250, prácticamente la mitad de lo pretendido por los gremios y organizaciones de la economía popular, que estarán representados por la CGT, ambas CTA y la CTEP.

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar