Facebook admitió haber escuchado y transcripto grabaciones de sus usuarios

La agencia Bloomberg relevó este martes que Facebook les ha pagado a cientos de subcontratistas para transcribir fragmentos de conversaciones de algunos de sus usuarios. Esto práctica, tendiente a ajustar mejor los anuncios o páginas informativas a las preferencias del cliente, había sido negada durante mucho tiempo por la plataforma. Sin embargo, en un comunicado que le envió a la entidad financiera, la empresa comandada por Marck Zuckerberg reconoció haber incurrido en esta práctica, que asegura ya no llevar a cabo.

Más de uno ha pensado que lo que habla o escribe por una red social o un servicio de mensajería instantánea puede estar siendo registrado por los responsables de estas herramientas digitales. No es para menos, ya que las compañías tecnológicas cuentan con los medios ―y el interés― para hacerlo. Ayer, Bloomberg confirmaba las sospechas de muchos: Facebook ha transcripto grabaciones de conversaciones de sus usuarios, aunque contando con la autorización de los mismos. En su defensa, la firma estadounidense señaló: «Al igual que Apple o Google, desde la semana pasada hemos congelado la práctica de escuchar grabaciones de sonido realizadas por personas».

Dada esta revelación, la agencia de noticias AFP decidió ponerse en contacto con los responsables de la plataforma, pero no obtuvo una respuesta inmediata a su consulta. Finalmente, Facebook se decidió a hablar sobre lo que ahora es de público conocimiento y explicó que estaba autorizado a transcribir conversaciones por los usuarios de su aplicación Messenger. En este sentido, se destaca la importancia de leer las bases y condiciones del servicio para, así, estar al corriente y prevenido de lo que terceros hacen con información propia, incluso con aquella que uno consideraría «privada».

El rol de los subcontratistas consistía en verificar si la inteligencia artificial de la red social estaba interpretando correctamente los mensajes. Según Bloomberg, el personal a cargo de la transcripción estaba preocupado por las implicaciones éticas de su trabajo. Asimismo, la entidad destacó que los empleados no estaban informados sobre el origen de las grabaciones ni del uso que hacía la firma tecnológica fundada por Mark Zuckerberg y con sede en Menlo Park, California.

Sin embargo, esta clase de prácticas no fue solo adoptada por Facebook, ya que, como bien destacó la plataforma, las gigantes Apple, Google y Amazon, todas ellas vendedoras de asistentes de voz, ya habían reconocido llevar a cabo esta clase de acciones con el objetivo de mejorar las respuestas de sus aplicaciones. La compañía fundada por Steve Jobs y el buscador anunciaron que dejaron de lado este procedimiento en las últimas semanas. Por su parte, la empresa líder en comercio electrónico les ofrece a sus clientes la opción de bloquear el uso de sus intercambios con Alexa, la inteligencia artificial que utilizan los altavoces Echo.