Se reanudó el servicio en las líneas B, C y E del subte

Luego de unas horas sin prestar sus servicios por una medida de fuerza, las líneas B, C y E del subte retomaron esta mañana su normal funcionamiento. El paro había iniciado a las 05:30 de este jueves por iniciativa de un grupo de Metrodelegados, quienes no lograron obtener el apoyo de los secretarios generales del sindicato. El reclamo de los trabajadores surgió del reemplazo del personal de Boletería por máquinas de recarga de SUBE en estaciones recientemente inauguradas, tal como indicó este miércoles El Cívico.

Según le confirmó a la agencia de noticias NA el metrodelagado Claudio Dellacarbonara, quien se desempeña en la línea B, se decidió en una asamblea que la medida fuera por dos horas. Fue así que, transcurrido el lapso establecido, se levantó la protesta a las 07:30, por lo que el medio de transporte subterráneo volvió a operar como lo hace regularmente. Esto trajo un alivio para aquellos usuarios que en estas horas de la mañana acostumbran a trasladarse hacia sus lugares de trabajo o estudio por esta vía.

Pese a que hubo una asamblea de por medio, lo cierto es que la decisión de los trabajadores de realizar la manifestación no fue respaldada por el secretario general de los Metrodelegados, Roberto Pianelli, ni por el secretario adjunto, Néstor Segovia. Las autoridades gremiales emitieron ayer por la noche un comunicado anunciando que no realizarían ninguna suspensión de actividades. «No se encuentra prevista ni votada por este sindicato ninguna medida de fuerza para el día de mañana (por hoy)», indicaba el texto difundido en las redes sociales de la entidad.

Esta mañana, el titular de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) aseguró: «No hay razones para el paro de hoy». En diálogo con el programa Mañana es tarde, emitido en Somos Radio AM 530, Pianelli explicó por qué considera que la acción era injustificada, ya que Metrovías dio lugar a un importante reclamo de los trabajadores del sector. «Ayer (por el miércoles), tuvimos una reunión y la empresa se comprometió a retirar el asbesto. ¿Y vas a parar tres líneas a la mañana en el momento que la empresa se compromete a sacar el material cancerígeno?», cuestionó.

Por otra parte, el jefe de los Metrodelegados indicó que «el paro lo hizo una minoría de delegados sin aval del sindicato ni de la gran mayoría de los trabajadores. Es un sector muy pequeño». Más temprano, Dellacarbonara había sido entrevistado por el mismo ciclo radial, oportunidad en la que defendió la manifestación. «Si los trabajadores no estuvieran de acuerdo con el paro, no se haría, de eso estén seguros», lanzó. Además, reconoció que «tenemos diferencias con Pianelli y Segovia, desde el ’97 que los conocí, pero eso no nos impidió pelear juntos todos estos años».

Metrovías también brindó su perspectiva sobre la decisión de convocar una medida de fuerza para las líneas C, B y E. Su palabra llegó ayer a través de un comunicado, donde consideraba injustificado el reclamo. En su defensa, la empresa señaló que «la dotación de dicha línea (por E) se encuentra completa con las necesidades operativas». Además, había destacado que la apertura de las estaciones Catalinas, Correo Central y Retiro generó más de 120 nuevos puestos de trabajo. Por otra parte, anticipó que sancionaría a los trabajadores que impidieran el normal funcionamiento del servicio.