¿Por qué se derrumbó el edificio de Tres de Febrero?

Este jueves por la madrugada, se desplomó un edificio en construcción en el partido de Tres de Febrero. En horas de la mañana, el intendente de dicho municipio, Diego Valenzuela, se encargó de aclarar que los profesionales que hicieron los cálculos estructurales eran responsables por el incidente, que, afortunadamente, no dejó ningún herido. El jefe comunal reveló que se estaban realizando los peritajes necesarios para determinar la causa del derrumbe. En tanto se espera por los resultados de las investigaciones, el ingeniero civil Guillermo Rubianes aportó sus conocimientos para intentar desentrañar qué ocurrió en esa obra bonaerense.

«Esta mañana vi que el edificio se cayó para adelante (sobre la avenida General Paz). Para mí, por la forma en que cayó, fue que fallaron las bases de adelante. Puede ser por que no hayan llegado a la profundidad suficiente o que se haya socavado el suelo abajo de las bases», evaluó el especialista en emprendimientos y construcciones. «Las bases son los cimientos, que pueden ser por pilotes o por zapatas», explicó el profesional de la Universidad de Buenos Aires (UBA) en una entrevista con el periodista Marcelo Longobardi para su programa Cada Mañana.

El ingeniero también planteó que el derrumbamiento podría haberse producido por algún problema con alguna de las columnas de la planta baja, aunque sostuvo que esta causa es la más improbable. Es por ello que volvió a remarcar su hipótesis de que la falla se produjo a nivel de los cimientos. «Para colapsar de golpe, tiene que haber fallado la base», indicó. Con respecto a este tema, Rubianes recordó que la Ciudad de Buenos Aires exige un ensayo de suelo, por lo que consideró que, para llevar adelante esta obra, debió haber un estudio de estas características.

En línea con lo anterior, el especialista planteó distintas alternativas de por qué puede haberse producido el incidente: «Por ahí, se hizo el ensayo de suelo y se dijo que había que fundar a tres metros, pero fundaron a dos metros y se fue socavando. También puede ser que se socave por algún caño de agua que pierda y esto provoque que se salga el suelo de abajo y se caiga el edificio». Una vez más, basado en cómo se desplomó la estructura para adelante, el profesional de la construcción opinó que, la falla se produjo en una de las bases delanteras, a nivel de fundación.

Tanto Longobardi como el ingeniero, coincidieron que el hecho podría haber ocurrido de manera aleatoria. Por tal motivo, el derrumbe bien podría haber sucedido mientras los obreros trabajaban o una vez inaugurado y habitado. La imprevisibilidad del desplome, según explicó el egresado de la UBA, se debe a que «evidentemente, el edificio no tuvo fisuras, es decir, que colapsó de golpe». «Para que colapse de golpe, tiene que fallar una base. Si no, el edificio te avisa. Cuando está mal calculado o hicieron mal las columnas, va cediendo despacito y van apareciendo fisuras», explicó.

Según explicó Rubianes en su diálogo con Radio Mitre, «por lo general, los cálculos son bien hechos. Es en la ejecución cuando fallan los edificios». Esto contradiría la opinión de Valenzuela, quien apuntó a un error en los cálculos estructurales realizados por los profesionales a cargo de la estructura que edificaba la empresa constructora Creole SRL. La intendencia también responsabilizó a la administración anterior, a cargo de Hugo Curto, por haber habilitado los planos. Por otra parte, se encargó de destacar que, desde que Cambiemos asumió la conducción de Tres de Febrero, en los últimos cuatro años la obra tuvo diez inspecciones.

El momento del derrumbe