ACTUALIDAD

Dos muertes evitables ponen en la mira al sistema de salud

La fallas en el sistema de salud siguen dando de qué hablar. Dos días atrás, se conocía la noticia de que a una jubilada le habían amputado la pierna equivocada. Este jueves, se dieron a conocer otros dos casos, con desenlaces fatales, que ponen en cuestionamiento el estado de los hospitales en la actualidad. Ayer, falleció una mujer por presunta mala praxis en la Clínica del Niño y la Familia, ubicada en la localidad bonaerense de San Francisco Solano. El martes, un hombre murió en la ciudad de Rosario luego de esperar durante seis horas por ser atendido.

Mala praxis

María Ester Providenza, de 60 años, perdió la vida ayer como consecuencia de una perforación en el intestino producida durante una laparoscopía que le realizaron en el citado centro quilmeño. Sin embargo, la herida no se produjo ayer, sino la semana pasada, mientras se sometía a una operación programada por cálculos en la vesícula. Tras permanecer internada unos días, la mujer fue dada de alta el domingo. Al poco tiempo comenzó a presentar signos de infección intestinal, por lo que regresó al hospital, donde constataron el daño. Providenza debió someterse a una segunda internvención y, finalmente, falleció en la terapia intensiva de la entidad.

En diálogo con TN, Jorge, hermano de la víctima, aseguró que, luego del alta médica, la mujer tenía vómitos y que la herida no dejaba de supurar. Fue entonces cuando decidieron volver al centro médico en busca de una explicación. «El cirujano interviniente manifestó que el daño no había sido provocado a propósito y que volverían a intervenirla, ahora con más cuidado», indicó. «María fue operada otra vez y quedó internada en terapia, pero su estado se agravó y este jueves ocurrió el desenlace fatal», agregó. Por lo sucedido, se inició una causa por homicidio culposo en la Jefatura Departamental de Quilmes. Se espera el resultado de la autopsia para avanzar en la investigación.

Desidia hospitalaria

Juan Carlos Borini, de 64 años, acudió el pasado martes a la guardia del Hospital Provincial del Centenario, en Rosario, ya que presentaba dificultades respiratorias. El hombre padecía diabetes y se trasladaba en sillas de ruedas porque le habían amputado una pierna. El paciente asistió al nosocomio en compañía de una mujer, quien solicitaba reiteradamente que lo atendieran dado su grave estado. Pese a la insistencia, testigos indicaron que ningún médico se acercó a revisarlo. Cerca de las 20:00, Borini sufrió una descompensación que desencadenó un paro cardíaco. Pese a que recibió maniobras de reanimación, Juan Carlos falleció.

El subsecretario de Salud de Santa Fe, Adrián Rascano, indicó que se inició un sumario administrativo cuyos resultados se conocerán en los próximos 15 días. En declaraciones a TN, el funcionario señaló que el hombre «pidió ser atendido el día anterior y, aparentemente, hay un alta voluntaria a pesar de la recomendación de los médicos para que permaneciera internado». Además, precisó que, «por el momento, no hay separación de los médicos, aunque, a medida que se avance en la causa, es una de las posibilidades». La fiscal Valeria Piazza se hizo cargo de la causa, en la que serán claves la historia clínica de Borini y la autopsia del cuerpo.

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar