La OMS advierte que los alimentos para bebé tienen un exceso de azúcar

El consumo elevado de azúcar puede provocar sobrepeso y caries. Además, genera una tendencia peligrosa a abandonar productos más nutritivos
<a href="https://elcivico.com/actualidad/2019/07/15/la-oms-advierte-de-que-los-alimentos-para-bebe-tienen-un-exceso-de-azucar/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-15T11:34:27-03:00">julio 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-10T10:07:39-03:00">septiembre 10, 2019</time></a>

A la hora de escoger cómo y con qué productos alimentar a sus hijos, mamás y papás deben tener en cuenta una alarmante revelación que realizó la Organización Mundial de la Salud (OMS). El organismo que depende de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió este lunes que los alimentos industriales para bebé, frecuentemente, contienen demasiada azúcar. La entidad indicó, además, que su etiquetado se presta a confusión, por lo que se recomienda tener especial precaución al momento de realizar una compra.

La OMS basó su estudio en Europa. En concreto, la institución analizó cerca de 8.000 productos en más de 500 tiendas de las ciudades de Viena (Austria), Sofía (Bulgaria), Haifa (Israel) y Budapest (Hungría) de noviembre de 2017 a enero de 2018. Con base en los datos recogidos, el organismo elaboró un informe, donde expone que “en alrededor de la mitad de los productos examinados (…), más del 30% de las calorías provienen de azúcares totales, y un tercio contenía azúcar añadido u otros edulcorantes”.

La institución explica que un consumo elevado de azúcar puede incrementar el riesgo de sufrir sobrepeso y caries. Asimismo, señala que una exposición precoz a productos azucarados puede crear una preferencia nociva hacia este tipo de alimentos para el resto de la vida. En línea con lo anterior, la directora regional de la OMS para Europa, Zsuzsanna Jakab, recuerda que “una buena nutrición durante el periodo neonatal y la infancia es esencial para asegurar un crecimiento y un desarrollo óptimos del niño, y una mejor salud más tarde en la vida”.

Un tercio de los productos analizados contenían azúcar, jugos de fruta concentrados u otros edulcorantes, ingredientes que no deberían ser agregados a alimentos destinados a niños. A su vez, la investigación reveló que más del 30 por ciento de las calorías de entre el 18 y el 57 por ciento de ellos provenían de azúcares. Esta situación contribuye a la ya mencionada tendencia a abandonar la ingesta de otro tipo de comidas que ofrecen un mayor aporte de nutrientes. Por tal motivo, se vuelve cada vez más importante crear buenos hábitos alimentarios desde los primeros años de vida. En este sentido, la elección de qué comer se vuelve vital.

¡Peligro! Etiquetas engañosas

“La OMS recomienda que los lactantes se alimenten exclusivamente con leche materna durante los seis primeros meses de vida y, por lo tanto, no debe comercializarse ningún alimento como adecuado para niños menores de seis meses”, indica el informe. Sin embargo, el estudio reflejó que entre el 28 y el 60 por ciento de los productos considerados inapropiados por la entidad estaban etiquetados como aptos para bebés con menor tiempo de vida que el indicado por el organismo internacional.

Con la mira puesta en acabar con la promoción de sustitutos de la leche materna, la organización recomienda basar la alimentación de los niños entre seis meses y dos años en alimentos ricos en nutrientes, preparados en casa. Consciente de que no todos pueden o desean ir por la vía de lo casero, propone otras dos cuestiones. Por un lado, que se eliminen todos los azúcares añadidos y edulcorantes de los productos para bebé. Por el otro, que las etiquetas de bebidas azucaradas, en especial las de jugos de frutas y de leches concentradas, y de productos de confitería, indiquen que estos no son adecuados para ser consumidos por chicos menores de tres años.