Estudio congelado: reclamos por la falta de gas y calefacción en escuelas públicas bonaerenses

No es sorpresa para nadie que en esta época del año las bajas temperaturas azotan a la población. Mucho más si no se cuenta con alguna fuente de calor que haga las veces de escudo contra el frío. Sumergidos en esta lucha contra el invierno se encuentran los estudiantes, docentes y gremios del ramo educativo de las escuelas públicas de la provincia de Buenos Aires, quienes reclaman por la falta de gas y calefacción en buena parte de las instituciones bonaerenses. Desde el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), informaron que más de 100 colegios de La Plata se ven afectados por esta situación, que impacta en 500 mil chicos alumnos de todo el territorio provincial. El gobierno de María Eugenia Vidal aún no ha dado respuesta a esta demanda.

El frío eleva las voces de la comunidad educativa, sobre todo de los chicos, que quieren contribuir en la búsqueda de una solución a este problema. Tal es el caso de Julieta Moreno, presidenta del centro de estudiantes de la Escuela de Enseñanza Media Nº 5 de Ituzaingó, quien comentó que desde hace un año esta institución educativa no tiene gas. En dicha localidad bonaerense, otros colegios enfrentan el mismo panorama. Tal es el caso de la escuela primaria Nº 13 y de la técnica Nº 1, ambas ubicadas en la misma manzana.

En diálogo con AM 750 para el programa de Víctor Hugo Morales, Moreno explicó que su escuela está sin gas desde la muerte de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, ocurrida el año pasado en un colegio de Moreno por la explosión de una garrafa. Si bien el corte de suministro se produjo luego de esta tragedia, la estudiante señaló que los problemas de infraestructura datan de años. Asimismo, indicó que no pueden «poner caloventores en el colegio porque, si enchufás algo, se corta la luz de todo el piso. Nos han dado ‘patadas’ a muchos chicos».

La presidenta del centro de estudiantes también cuestionó la decisión de la Provincia de recortar el horario de clases. En concreto, el Gobierno bonaerense ha retrasado el ingreso de los alumnos a las aulas para así evitar las bajas temperaturas de las primeras horas del día. El recorte del dictado de clases fue cuestionado por Moreno en sus declaraciones radiales, donde apuntó que desde hace un año se viene produciendo el truncamiento del cursado. De acuerdo con la alumna de la Secundaria Nº 5, desde el año pasado las medidas «paliativas» son dos: o bien suspender las actividades, o bien desplazar la hora de entrada a las 09:30.

«La estamos pasado bastante mal. Hay muchos chicos enfermos, tenemos que llevar frazadas y tampoco alcanzan. Las ventanas no cierran bien y estamos en riesgo constantemente», reclamó la estudiante. Esta misma situación es denunciada en otros establecimientos bonaerenses, como es el caso de Escuela Primaria N°12 de City Bell, donde un grupo de padres reclamó que los chicos estudian en condiciones indignas. «Desde el 21 de junio no tienen medidor de gas. Los chicos asisten en condiciones indignas, de extremo frío, con la ola polar que vivimos hace poco más de una semana», destacó un papá en diálogo con radio La Cielo 103.5.

Este jueves, en una clase pública organizada por Suteba frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, el dirigente Raúl Calamante planteó que el gremio busca «denunciar los problemas de infraestructura, que siguen siendo una promesa de campaña» y que afectan a más de 500 mil estudiantes por la falta de gas. Por su parte, Silvia Almazán reclamó que «tiene que haber un Estado presente que garantice el derecho a la Educación y condiciones dignas para enseñar y aprender. Demandamos una respuesta del Gobierno de la provincia. Queremos escuelas seguras y dignas».