Se registraron 25 secuestros extorsivos en el primer semestre del año

El mes pasado se registró media docena de secuestros extorsivos, principalmente, en el Conurbano bonaerense. Con los sucesos ocurridos en junio, el primer semestre de 2019 contabiliza 25 los casos de estas características. Los hechos de inseguridad recientes se produjeron en las localidades bonaerenses de Zárate, Rafael Calzada, Temperley, Virrey del Pino y Castelar. La Comuna 15 de la Ciudad de Buenos Aires también fue escenario para que se cometiera este delito. En las seis ocasiones, hubo una sola víctima.

De acuerdo con lo precisado un informe que elaboró la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), de las seis personas secuestradas en junio, cinco son hombres y una, mujer. La entidad, que depende del Ministerio Público Fiscal, precisó que en la mitad de los casos se llegó a pagar dinero por la liberación de la víctima. Asimismo, el organismo indicó que tres de los hechos se produjeron entre las 00:00 y las 12:00, mientras que los tres restantes tuvieron lugar entre las 18:00 y las 00:00.

La Unidad encabezada por el fiscal federal Santiago Marquevich brindó detalles sobre la cantidad de autores. El documento publicado a principios de este mes señaló que, en la mitad de los casos, hubo tres o más delincuentes involucrados. A su vez, reparó en la duración de los diferentes secuestros. El más extenso se prolongó por 16 horas, mientras que el más breve se desarrolló en una y media. De los cuatro hechos restantes, tres transcurrieron en un trecho de dos horas y uno en un lapso sin determinar.

La UFESE informó que cuatro de los delitos se desarrollaron cuando la víctima se trasladaba a pie y los otros dos, mientras el secuestrado viajaba en su auto. Con respecto a esta última modalidad delictiva, el organismo hizo hincapié en la gama del vehículo de las personas que fueron capturadas; los valores de los coches oscilan entre los 500.000 y los 850.000 pesos. Otro de los datos aportados por la entidad hace a la distancia entre el lugar de interceptación y el de liberación. Al respecto, se destacó que la separación entre ambos puntos fue de 36 kilómetros en el hecho con mayor recorrido. En el extremo opuesto, en una de las ocasiones el desplazamiento fue de tan solo una cuadra.

Si el nivel de secuestros extorsivos se mantuviera en valores similares en el segundo semestre, 2019 cerraría con una baja considerable en este tipo de delitos respecto de años anteriores. La Unidad que funciona bajo la órbita del Ministerio Público Fiscal repasó en su informe las cifras que se vienen registrado desde el arribo de Mauricio Macri al poder. En su primer año de gestión, la cantidad de hechos ascendía a 294; en 2016, a 227; en 2017, a 185, y en 2018, a 111. Salta a la vista que los números han ido decreciendo. Sin embargo, de confirmarse el pronóstico antes planteado, en diciembre próximo podría decirse que hubo menos de la mitad de casos que el año pasado.

La UFESE

La UFESE tiene como «objetivo principal asistir a los fiscales de todo el país con el fin de optimizar la capacidad de respuesta y elevar los niveles de eficiencia del Ministerio Público Fiscal frente al fenómeno criminal del secuestro extorsivo, lo que involucra tanto la identificación y persecución penal de los partícipes del hecho —con una mirada ascendente en la cadena de responsabilidad— como también el impulso y fortalecimiento de investigaciones patrimoniales».

En junio de este año, el equipo de asistencia judicial de la entidad prestó 153 colaboraciones, según precisó en un informe. En el desagregado de intervenciones, la Unidad destaca que brindó asesoramiento/orientación, que participó en pedidos de procesamiento y detención, y en allanamientos, entre otras cuestiones. El organismo también hizo referencia a su interacción con las fiscalías, siendo la Fiscalía Federal Nº 2 de Morón con la que tuvo mayor contacto, seguida de la Nº 1 de Lomas de Zamora.