Biró negó que el sindicato de pilotos respondiera al kirchnerismo

El secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, defendió este lunes por la mañana las protestas de los trabajadores aeronáuticos contra la política aerocomercial del Gobierno de Mauricio Macri. El gremialista descartó además estar alineado con el kirchnerismo, tal como había sido sugerido por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

Tal como viene narrando este medio, el sector se encuentra en pie de guerra por la «preocupante situación de la actividad aerocomercial argentina», como expuso APLA en un comunicado a fines del mes pasado. En junio, la Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (ATEPSA) implementó un cronograma de acción gremial, mediante el cual programó cinco días (discontinuos) de paros. A ello se suma que el pasado viernes Ezeiza y Aeroparque tuvieron un cese de servicios por varias horas a causa de una asamblea, lo cual condujo a la cancelación y el retraso de varios vuelos.

Biró justificó las protestas en los aeropuertos, ya que, desde su punto de vista, son el único mecanismo que tienen a mano los pilotos para dar a conocer a la opinión pública las pérdidas de empleos que viene sufriendo el sector en el último tiempo. «Cuando sos laburante y querés hacer escuchar tu reclamo no hay espacio en los medios», opinó. El sindicalista planteó además que «hay que pasar un bloqueo mediático muy grande», bloqueo que surge a partir de la pauta publicitaria que el Estado y las empresas ponen en los medios para volver invisible cualquier conflicto.

«Nos está dejando sin laburo en Avianca, que suspendió sus operaciones y hace tres meses no paga los salarios. De eso no habla nadie. Cuando dicen que tomamos medidas políticas y somos desestabilizadores, quieren cambiar el foco centrando en lo antipático que es una medida de fuerza que demora vuelos. Nadie habla del Gobierno», cuestionó.

Quien no ve con buenos ojos las acciones gremiales de los trabajadores aeronáuticos es el ministro Dietrich. La semana pasada, en diálogo con Radio La Red, el funcionario había cuestionado las medidas de fuerza por considerar que eran una movida orquestada por la administración anterior para perjudicar a la actual. «Es el kirchnerismo que no quiere que este Gobierno siga», manifestó en aquella oportunidad.

El titular de APLA no dejó pasar estas declaraciones del dirigente oficialista y alzó su voz. «Hicimos un quilombo descomunal y ahora resulta que lo hice porque soy kirchnerista, cuando el kirchenrismo me putea en ocho idiomas porque cuando estuvieron en la gestión tampoco les fue fácil lidiar con nosotros», se quejó en una entrevista para Radio Rivadavia.

En línea con lo anterior, planteó que los representantes del Ejecutivo nacional «tienen la mala leche que ya me dieron vuelta y como no soy chorro y no me pueden carpetear, con lo único que me pueden acusar es por una pertenencia política que no tengo. Que yo tenga una pertenencia peronista puede ser, pero que el sindicato responde a los intereses políticos partidarios, no es cierto».

El sindicalista también opinó sobre el accionar del Gobierno frente a las medidas de fuerza. «Hicimos protestas en los aeropuertos y nos mandaron a los servicios infiltrados a insultarnos y a provocarnos para decir que somos patoteros o mafiosos. Después les dijimos a los pasajeros en los aviones que no estábamos de acuerdo con esta política porque nos estaba dejando sin laburo y nos denunciaron penalmente», manifestó.

Los cuestionamientos al gremialista no solo se dieron en el plano de su presunta proximidad al espacio de Cristina Kirchner, sino que también impactaron en su situación salarial. Días atrás, un programa periodístico televisivo dio a conocer el recibo de sueldo de Biró. Hay quienes señalan que el Ejecutivo estaría detrás de su filtración, en un intento por desacreditar la lucha de los trabajadores aeroportuarios.