Frío cero: instituciones, iglesias católicas y templos evangélicos se sumaron a la movida solidaria

La ola polar que reina sobre el país sensibilizó a la población y la motivó a ayudar a quienes más afectan las bajas temperaturas. Los clubes de fútbol fueron de los primeros en emprender acciones masivas en pos de asistir a personas en situación de calle. Esta iniciativa fue imitada por otras instituciones, iglesias católicas y templos evangélicos, que, además de servir bebidas y comidas calientes, reciben donaciones de ropa de abrigo y frazadas.

Una de las acciones solidarias que más resonó en los últimos días fue la que organizaron el River Plate y la ONG Red Solidaria, encabezada por Juan Carr. Tal como narró este medio, la entidad futbolística abrió las puertas de su estadio para que pudieran dormir allí quienes no tienen un techo bajo el cual resguardarse. Estudiantes de La Plata, Racing, Arsenal y Vélez son algunos de los clubes que se prendieron a la movida.

Las bajas temperaturas también repercutieron en las parroquias porteñas, que desde hace años realizan campañas del estilo. Las instituciones cristianas bonaerenses tampoco se mantuvieron al margen de esta oleada caritativa. Por ejemplo, la iglesia evangélica Asamblea de Dios El Faro, ubicada en José Ingenieros 1405 de Lomas de Zamora, recibe donaciones de alimentos, ropas y frazadas los miércoles, sábados y domingos después de las 18:00. Lo recolectado es distribuido en estaciones de trenes y en el hospital Gandulfo.

Asimismo, el templo encabezado por el pastor Marcelo Zanabria cuenta con un comedor comunitario que todos los sábados al mediodía alimenta a más de 120 chicos. Al igual que esta, diversas entidades religiosas apuntan a ofrecerles a las personas en situación de calle o de bajos recursos algo caliente para comer y tomar bajo estas condiciones climáticas tan hostiles.

Por su parte, la Fundación La Alameda abrió el sábado por la noche las puertas de su sede en Parque Avellaneda (avenida Directorio 3998) para compartir una cena solidaria con quienes no tienen un hogar donde vivir. Dicha ONG se dedica a brindar asistencia y asesoramiento a víctimas de trabajo esclavo, redes de trata y talleres clandestinos.

Ayuda oficial

Estas iniciativas llegaron para complementar la asistencia que desde 2007 brinda el Gobierno porteño, a través del Plan de prevención del frío. El mismo apunta a ofrecerles a las personas en situación de calle el ingreso a alguno de los dispositivos de alojamiento con los que cuenta el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat en la Ciudad. Además, en épocas donde las bajas temperaturas azotan, garantiza las cuatro comidas diarias en los paradores.

Asimismo, personal de la Policía bonaerense y de Defensa Civil, y oficiales de los cuerpos de Infantería y Caballería, Seguridad Siniestral y Bomberos entregaron frazadas y sirvieron una colación caliente a los más desprotegidos. La acción fue impulsada por el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

La Policía Federal también se sumó a la lucha «frío cero», nombre que recibió esta movida solidaria en las redes sociales. Este viernes y sábado, miembros de esta fuerza repartieron mate cocido caliente y alfajores en la esquina del Departamento Central de Policía, ubicado entre las calles Moreno y Sáenz Peña del barrio porteño de Monserrat. Ello se mantendrá hasta este martes, de 7:00 a 21:00.